Pamela Kribbe, dos tipos de oscuridad

Estándar

Pamela Kribbe, dos tipos de oscuridad

Querida gente,

Soy Jeshua, un viejo amigo que te habla y comparte este momento contigo, en estar juntos y ser transportados por la energía del amor y la unidad que todos anhelan en su vida en la tierra.

A menudo te sientes perdido o perdido en la vida en la tierra, y estoy aquí para recordarte la verdad que vive dentro de ti, en tu alma.

 Es imperceptible a simple vista, y a menudo pierde contacto con él cuando está muy ocupado y se pierde en todo tipo de negocios, en la necesidad, en los deberes, en las responsabilidades que requieren.

Toma este momento para ti.

Experimenta el silencio …

El silencio en tu corazón, que no es un vacío, sino una presencia muy completa, que, sin embargo, solo se puede escuchar si te alejas de la vida y el ritmo agitado de la vida cotidiana.

Hoy estamos aquí para dar un paso atrás. 

Recuerda quien eres. 

Vuelves a cargar con la plenitud del silencio en tu corazón y vuelves a salir vivo, pero ahora con más alegría y tranquilidad.

 Porque la vida a veces parece ser una lucha, y no es así como se pretende. 

Estás aquí, brillando ángeles de luz para experimentar tu propia belleza, tu propia fuerza, y fuera de ella para disfrutar de la vida y compartir la vida con los demás.

 En él encontrarás, te sentirás como en casa, en esto encontrarás tu realización: ser quien eres desde el centro de tu corazón.

 Solo entonces la vida realmente puede darte algo, satisfacerte.

Por lo tanto, entra, junto conmigo, y recuerda la fuente de donde vienes. 

Luz inmortal que se mueve y cambia constantemente y adquiere nuevas formas, pero sigue siendo una e indivisa.

 Tu eres parte esta corriente, absolutamente nada te puede pasar, estás sano y salvo.

Incluso ahora, en este momento, en tu cuerpo terrenal, en este mundo en el que a veces pareces tener que luchar tanto, por ti mismo, por tu felicidad.

Estamos hablando hoy sobre la luz y la oscuridad y sobre llevar la luz a la oscuridad.

¿Y qué es la oscuridad en realidad?

 Es algo que crea resistencia en ti como ser humano.

 Nadie quiere experimentar la oscuridad, nadie quiere experimentar dolor, sufrimiento, tristeza o miedo. 

Sin embargo, es parte de nuestra vida.

¿Por qué hay esta oscuridad?
Estas son preguntas que la gente siempre se ha hecho durante siglos. 

Y esto también se trata: ¿Cómo se hace esta pregunta?

¿Haces esta pregunta por amor? 

“¿Por qué hay oscuridad?

¿Por qué está conmigo?

¿Qué tengo que ver con eso?”

¿O los pones por miedo o enojo, resistencia, defensa? 

“¿Por qué está esta oscuridad aquí conmigo, qué se supone que debo hacer con ella?” 

Siente la desesperación y la resistencia que hablan de él y reconoce en ti mismo, porque es un hecho humano defenderse de lo que te parece oscuro, incómodo o difícil.

El desafío más profundo para usted como ser humano es decir “sí” a lo que tiene que decir “no” al principio. 

A lo que no quieres experimentar, que quieres evitar. 

Se necesita una fuerza interior tremenda para decir “sí” a lo que aparece en su vida como oscuridad.

Si no puedes encontrar este poder, que también es muy humano, y dices “No” y te endureces en tu resistencia a lo que está sucediendo, la oscuridad se profundiza y la desesperación aumenta.

Básicamente, puedes decir que hay dos tipos de oscuridad en la vida:

la oscuridad 1, la primera oscuridad, es algo que te sucede en el camino de tu vida: puede ser una separación de alguien que amas, la pérdida de un ser querido , enfermedad o accidente, cualquier cosa que te parezca devastadora, un revés.

Y luego sigue tu reacción, tu reacción emocional ante ella. 

Todos tienden a oponerse inicialmente al destino, lo que es fatal, la oscuridad 1. 

Pero si insiste en su resistencia, si se cierra y sigue diciendo “no” y condena lo que está sucediendo en su vida, surgirá una nueva capa de oscuridad,

que llamaré oscuridad 2 aquí por simplicidad. 

Y esto envuelve la oscuridad 1.

Darkness 1 te pone en una capa de emoción directa. 

Algo sucede en tu vida que causa mucha tristeza, miedo y dolor, pero luego la vida fluye a través de ti nuevamente.

 Tienes profundas cargas emocionales y puedes causar un shock.

 Y luego se trata de si tienes la fuerza para confiar en que hay algo en lo que te llevará a algún lado. 

Confiar en que la vida tiene sentido, incluso si usted como persona a menudo no lo entiende.

 Sí, aún más, que tu alma puede haber elegido esta experiencia para traer a la superficie, para sanar algo en ti mismo que no sabías que era necesario.

Entonces, cuando te enfrentas a estas emociones fuertes, hay un momento de elección: rendición o resistencia, “sí” o “no”.

 Y es muy humano decir “no”. No quiero decirte aquí que esto está mal, pero luego agregas una capa adicional de oscuridad, oscuridad 2.

Y esta es una oscuridad en la que tus emociones no fluyen, sino que se atascan:

“No, quiero eso no, me niego a experimentar esto, lo resisto, no puedo aceptarlo “.

 Si sigue así durante mucho tiempo, puede llenarse de resentimiento, ira y amargura.

 Entonces la vida ya no fluye a través de ti, has construido presas y cercas, y luego las formas serias de oscuridad pueden atormentarte, como la desesperación profunda, la melancolía y la depresión.

 Si te sientes realmente deprimido, difícilmente puedes sentir la vida actual en ti. 

La vida siempre está sujeta a cambios, y eso incluye la posibilidad de crecimiento, floración y renacimiento. 

Pero si se limita a decir “no”, descarta esta posibilidad. 

Entonces tienes un juicio absoluto sobre los problemas que experimentas; son inaceptables en tus ojos.

Luego tocas la oscuridad más profunda que una persona puede experimentar en su vida. 

Ya no es solo lo que le sucedió a él, un accidente, una enfermedad, un dolor, una despedida, sino su negativa a esta experiencia.

 La petrificación interna y el endurecimiento y que ya no permite la sensación.

¿Cómo traes luz a esta oscuridad?

En el momento en que una persona está en la oscuridad 1 y está muy triste, temerosa, desesperada, aún puede alcanzarla.

 Él es todavía vivo, que es consciente de las emociones que fluyen a través de él. 

Esta persona necesita aliento y aún puede recibir y apreciar un gesto de amor de otra persona. 

Es la vida en él o ella.

 Pero la persona que persiste en decir “no” está cerrada, incluso en contra de recibir amor.

 Él cierra la luz interior y también la luz del exterior que quiere llegar a él o ella a través de otras personas. 

Eso es soledad, eso se está perdiendo, eso es el infierno en la tierra.

Y te digo: cada uno de ustedes conoce este infierno por dentro.

 Es posible que no sea completamente consciente de esto, pero la mayoría de las personas han comenzado un proceso de encerrarse como niños. 

Puedes ver que un niño todavía es espontáneo e imparcial en el mundo y que sus emociones fluyen fácilmente. 

A menudo terminan rápidamente porque no se erigen presas o cercas contra ellos. 

La vida fluye libremente a través de los niños.

 En general, de todos modos, porque algunos niños traen lastre de otras vidas. 

Pero entiendes lo que quiero decir con eso.

 Ser un niño es un estado de relativa apertura. Tu vives. 

No puede evitarlo, aún no ha aprendido a controlarse de la manera en que lo hacen los adultos.

Pero luego comienzas a experimentar sentimientos con los que no sabes cómo lidiar. 

Quizás las personas que te rodean no entienden realmente lo que estás pasando y no pueden nombrarlo por ti, no pueden ponerlo en palabras y te confundes de niño. 

Quizás como niño todavía estás lleno de inspiración, entusiasmo, sueños, antes del amor y la armonía, y estos sueños se enfrentan a una dura realidad. 

Sin que entiendas lo que está sucediendo, se levantan barreras de miedos y juicios que viven en tu entorno parental o más tarde en la escuela, en las personas que conoces. 

Las puertas se cierran de golpe.

 A menudo esto sucede inconscientemente, pero algunos de ustedes aún pueden recordarlo, un viejo dolor.

En este momento, mire si puede encontrarlo, el niño dentro de usted, el símbolo de su espontaneidad, que es desinhibida, lo que realmente vive y dice “sí” a lo que se muestra en la experiencia. 

El “sí” a la alegría, el placer y el disfrute lo dice, pero también a la pena, el miedo y la ira.

Imagina que ese niño quiere venir a ti ahora.

 Todavía está allí, el espacio y el tiempo son ilusiones.

 Nada se pierde en la realidad interior. 

Su corriente original también se ha conservado y todavía quiere unirse a usted.

Imaginalo; que en tu imaginación se te acerca un niño sonriente y abierto:

“¿Recuerdas quién soy?” 

Mire a este niño y pregúntele qué puede hacer por él o ella. 

¿Hay un deseo de corazón que él o ella quiere ver cumplido, que puede haber rechazado durante mucho tiempo? 

Deje que el niño hable. 

El niño representa el “sí” en ti, la parte en ti que quiere vivir.

Deje que el niño hable …

Un niño todavía tiene confianza en sí mismo.
Como adultos, se les ha dado ideas que están llenas de miedo y desconfianza, y alimentan el “no”, el “no”, la oscuridad 2 dentro de ustedes.

 Vea si también puede darle forma a usted.

 Ahora has contactado con la parte más viva y espontánea de ti, el niño interior que siempre vive en tu conciencia.

Y ahora vea si también puede dar forma a la oscuridad 2 en su imaginación.

 Aquello que resiste la vida, que ya no quiere experimentar dolor, que en realidad quiere escapar de esta vida. 

¿Puedes sentir este elemento de petrificación y endurecimiento en ti mismo?

Puede haber una parte de ti que está muy cansada, cansada de la vida, que no quiere vivir porque ha visto y experimentado demasiado, demasiado dolor. 

Póngase en contacto con esta gravedad.

¿Puedes decirle “sí” a ella?

 No intentes cambiarlos de inmediato, trata de entender cómo sucedió esto. 

Nadie se cierra deliberadamente, nadie involuntariamente se encierra para siempre.

 Es la desesperación, es no saber lo que te hace reflexionar a decir “no”.

No solo le pido que diga sí a la oscuridad 1 en su vida, a los eventos difíciles, enfermedades, dolor, sufrimiento, lo que sea. 

También le pido que diga “sí” a la oscuridad 2, a eso en usted que se ha cerrado a la vida, que ya no quiere experimentar, que quiere experimentar “no”.

Y para alcanzar esa parte de ti mismo, debes ser muy gentil por dentro. 

Porque la coerción y las advertencias no funcionan aquí.

Y esa es la esencia de la luz. Luz que puede fluir en la oscuridad. 

Esta luz puede alcanzar todos los ángulos simplemente porque no tiene juicio.

 No dice: “Oh, eso es malo, tenemos que derribar esta puerta o presa, porque la vida tiene que fluir de nuevo”. 

Ni siquiera eso lo dice. La luz solo dice: “Entiendo”.

La luz dice: “¿Qué fue tan difícil para ti? Puedo verlo. 

Puedo ver en qué espasmo te metiste, cómo comenzaste a cerrarte y cómo tus espasmos finalmente te cansaban y te dejaban vacío ”.

Demuestra comprensión por ti mismo en esta capa y verás que algo cobra vida en ti.

La luz lo hace suave y fluido y puede penetrar hasta el dolor más profundo y el endurecimiento más denso en el alma humana.

Les pido que abrirse a esta luz de nuevo, y si se puede no encontrar que dentro de ti mismo, si usted simplemente puede no sentir su espacio a dejar de lado el “no”, entonces que sea. 

La luz siempre está ahí, e incluso en un momento de profunda desesperación cuando sientes que no hay luz en ti, llega a ti, en momentos y situaciones en las que ya no la esperas. 

Porque la luz es una que no tienes , no es de ti , la escuchaste y de cada una, es todo el universo, de toda la creación. 

Todo está impregnado de luz.

Sepa que está ahí. 

Confía en la vida. 

Tan pronto como hagas una pequeña apertura hacia la confianza y la devoción, ríndete, lo que abre un poco la puerta, considera posible que tu alma quiera decirte algo precioso e importante incluso durante la noche más oscura; incluso si mantienes esta puerta entreabierta, la luz sabe dónde encontrarte. 

No tiene que hacerlo , solo tiene que dejar que suceda .

La luz está contigo , la vida está contigo. 

Al final, su “no” no se pone de pie.

Quiero pedirte que creas en tu propia luz, donde la luz significa decir “sí”. 

Tanto las dificultades en tu vida como tus propias dificultades para decir “sí” a las dificultades de tener que vivir con la vida.

Di “sí” a todo, envuélvete en comprensión, en compasión. 

Entonces haces que la vida fluya de nuevo.

 ¡Usted puede!

Veo tu fuerza

 Hay una llama de conciencia en cada uno de ustedes, una llama de luz.

Y finalmente, te pido que honres esta llama dentro de ti. 

Incluso si a veces no sabes dónde o cómo contactarla. Sepa que está ahí. 

Honra esta llama en ti y en los demás.

DOS TIPOS DE OSCURIDAD

Jeshua, canalizado a través de Pamela Kribbe
Canalización: ©  Pamela Kribbe
Traducción: Yvonne Mohr, http://www.lichtderwelten.de
Texto en alemán: http://www.lichtderwelten.de/index.php/geistige-welt/channelings-anderer/ pamela-kribbe / jeshua – dos tipos de oscuridad