LA HISTORIA DE AMOR/Esta historia tiene lugar en la Tierra de Mu, comúnmente conocida como Lemuria, en un tiempo olvidado hace mucho

Estándar
LA HISTORIA DE AMOR/Esta historia tiene lugar en la Tierra de Mu, comúnmente conocida como Lemuria, en un tiempo olvidado hace mucho

41051531_1460532784050040_31690918704709632_n <a href=”https://mx.ivoox.com/es/historia-de-amor-esta-historia-tiene-lugar-en-audios-mp3_rf_28397468_1.html&#8221; title=”LA HISTORIA DE AMOR.-Esta historia tiene lugar en la Tierra de Mu, “>Ir a descargar</a>

LA HISTORIA DE AMOR

SpiritCast de agosto 2018

Steve Rother y el grupo

Bárbara:

Esta historia tiene lugar en la Tierra de Mu, comúnmente conocida como Lemuria, en un tiempo olvidado hace mucho. Cuenta la historia de un jovencito a medida que entra en su edad viril en la sociedad empoderada de Mu, con todas las costumbres, pruebas y sabiduría de este pueblo avanzado pero sencillo de esta gran tierra. La historia nos lleva a la vida de Amor y sus últimos contratos en la tierra conocida como Atlántida. Dado en canalización por el Guardián del Tiempo, este mensaje atemporal se necesita en la Tierra en este momento. Nos es ofrecido con amor para ayudarnos a todos a re-cordar.

El Guardián del Tiempo:

Saludos, queridos, yo soy el Guardián del Tiempo.

Deseo que pasen a trabajar con el colectivo que ustedes llaman El grupo para relatarles una parte muy interesante de la historia de Amor. La encontramos fascinante y la sincronización es absolutamente perfecta porque la humanidad está atravesando una época muy parecida a la que experimentaron en los días de Lemuria. Así que comencemos ahora.

El grupo:

Saludos, queridos. Hoy los conducimos de vuelta a Amor…

Amor y Saroo acababan de escuchar el llamado para regresar a casa luego de sentir un tirón de energía. En los días de Lemuria tenían abiertos los corazones y podían sentir cómo se propagaba el temor por Todo Lo Que Es. Estaban muy preocupados, porque el miedo es el opuesto del amor y cuando el temor entra en un corazón, no existe el amor. De modo que sintieron un tirón muy fuerte y a la vez recibieron un mensaje para volver a casa. Se les pedía que regresasen para trabajar con el colectivo, para trabajar con algunos de los ancianos que estaban allí en el Consejo. Y al replegarse en esa energía mientras regresaban a donde estaban los ancianos y el hogar en el que habían nacido y crecido, Amor y Saroo tuvieron que atravesar varios pueblos, varios campamentos, varios lugares donde se había congregado la gente. Y en todos los lugares a los que llegaban los recibían y saludaban con alegría y también con temor. “¿Qué está ocurriendo? Algo está pasando y no sabemos qué es. ¿Qué hace que la tierra se esté moviendo así?“

Era lo que hoy llamarían terremotos. Hubo uno recientemente que causó muchas muertes. Van a ver más. Incluso van a ver que crecen en intensidad ahora que la actividad volcánica se ha aquietado un poco. También pueden ver que hay movimientos de tierra en algunos lugares a medida que la Tierra comienza a evolucionar hacia el siguiente nivel, porque la Tierra es un ser consciente, vivo y en movimiento, no un objeto estacionario, y ustedes están comenzando a ver algunos de los cambios que ocurren en su planeta tal como Amor los vio en los tiempos de Lemuria.

De modo que Amor sintió a estas personas que le preguntaban: “¿Qué pasa?” “¿Qué deberíamos hacer?” “¿Cuál es nuestra parte?” “¿Cómo deberíamos trabajar?” Y solo había una respuesta a todas esas preguntas, que es exactamente lo que les decimos a ustedes hoy: Abran esos corazones. Sepan que están en este espacio-tiempo por una razón específica. Tienen que desempeñar un papel. No están separados aunque mucha gente les diga que sí lo están. Todos son parte del otro. Y aunque el lugar de su corazón sea un poco más pequeño que el de ellos en los días de Lemuria, todavía está allí, aún tienen aquella oportunidad de conectarse.

¿Qué sucede cuando se conectan con todos los demás en su planeta? Comienzan a sentirlo todo. No es posible que haya guerras cuando hacen eso porque todos son parte el uno del otro. ¿A quién estarían dañando? No permitirían que las personan los dirigiesen en la dirección equivocada porque aunque tal vez tengan líderes y personas que los ayuden a tomar un cierto rumbo, ustedes también son responsables de sí mismos. Y eso es algo que están aprendiendo todos aquí en el planeta en este momento.

De modo que en esos tiempos, Amor y Saroo fueron aceptados en esos lugares al pasar por esos campamentos. Solo pudieron quedarse por un corto tiempo, quizá solo para descansar un poco antes de dirigirse al siguiente lugar. Y fueron bien recibidos, pero también fueron acribillados a preguntas. “¿Qué está pasando?” “¿Qué está ocurriendo?” Y su respuesta a todo eso fue: “El miedo puede disiparse, porque sin importar lo que esté ocurriendo, ustedes pueden entrar en eso en armonía con la Tierra, porque no corren peligro sin importar lo que ocurra”.

Los seres humanos pueden ascender a la siguiente etapa de su existencia y observar todo lo que sucede, muy mágicamente. Pero a veces se siente mucho miedo cuando la tierra se mueve, cuando hay actividad volcánica, cuando hay toda clase de erupciones en el mar, huracanes, volcanes, tornados, todo eso, lluvias torrenciales, incendios forestales, todos viendo un planeta que cambia junto con la crecida del agua.

Así que ellos hicieron lo mejor que pudieron al pasar por esos campamentos, tratando de establecer una energía armoniosa para darles esperanza, para darles la visión de que estaban ahí a propósito y no por accidente y que tenían que desempeñar un papel durante esos tiempos de sagrado temor, porque donde existe el amor, el temor no se puede sostener. Ciertamente, el miedo se puede propagar a través de todo, eso es lo que sucedía en muchos lugares de Lemuria, incluso les causaba temor a los que no eran afectados por esos terremotos y esa actividad volcánica porque todos tenían los corazones abiertos y todos compartían esa energía. Así que comenzaron a cantar una canción del corazón, diseñada no solo para ser cantada en voz alta para sus oídos, sino para ser enviada desde su corazón, para poder cantar una conexión, un nuevo tono que se envió a todas las persona en Lemuria para que supiesen que fuese lo que fuese que estuviese ocurriendo con la Tierra, iban a ser parte de eso, estarían en armonía con ello y estarían bien.

Fue una parte enorme del trabajo que estaban llevando a cabo en ese momento. Y esa fue su tarea: tomar esa canción del corazón de cada campamento que visitaban mientras encontraban su camino a casa a través de Lemuria. Lemuria era muy extensa, se necesitaban días para atravesarla, incluso con la tecnología limitada que utilizaban en aquellos tiempos. Tenían que pasar por varios campamentos y abrían esas canciones del corazón y les daban esperanza a las personas, les daban la visión de que estaban allí con un propósito y que tenían trabajo que hacer.

40192440_10211917310520339_6067310547404062720_nY aunque la Tierra estaba cambiando, la realidad era que están allí a propósito, y que eran partes del cambio, y no que el cambio les estaba sucediendo. De modo que trabajaron de un campamento al otro hasta que finalmente encontraron su camino de regreso al hogar.

Al llegar a casa, el proceso fue el mismo.

Y aunque los ancianos estaban allí, en esa ciudad, a Amor y Saroo les hicieron las mismas preguntas, tal como había sucedido en cada campamento en el que habían estado hasta entonces.

“¿Qué está ocurriendo?”

“¿Qué deberíamos hacer?”

“¿A dónde deberíamos mudarnos?”

“¿Dónde deberíamos vivir?”

“¿Cómo se ve?”

“¿Dónde están los lugares donde podamos estar sin sufrir daño?”

Los seres humanos estaban empezando a tener miedo y ellos abrieron esa canción del corazón, la canción de la vibración, no una calidad tonal, sino la apertura de ser capaces de pasar a través de las enormes aberturas de su corazón, mucho más grandes que las actuales, y poder sentirse entre sí, para pasar el amor que erradicaba el miedo de una persona a otra.

Y ese era el trabajo más importante que podían hacer.

Y era increíble que incluso en ese lugar donde estaban los ancianos, todos estuviesen formulando las mismas preguntas:

“¿Qué podemos hacer?”

“¿Dónde deberíamos estar?”

“¿Cómo deberíamos movernos?”

“¿Qué deberíamos preparar?”

Porque, naturalmente, todos caen en el miedo respecto a la vida cuando la Tierra cambia.

De modo que al día siguiente, luego de saludar a sus familias, de encontrar el camino a casa nuevamente, de ver a algunos amigos que no habían visto en largo tiempo, ellos fueron a ver a los ancianos y tuvieron una gran reunión privada, no pública.

Y fue para que los ancianos los interiorizaran de lo que estaba sucediendo.

En realidad no sabían demasiado, no más de lo que sabían Amor y Saroo, porque ellos habían estado viajando de lugar en lugar y sabían bastante y pudieron compartir información, energía, acerca de lo que estaba teniendo lugar con la isla entera, con todo el continente de Lemuria.

La tierra se estaba moviendo de formas en las que no se había movido nunca.

Claro que tenían terremotos de vez en cuando, erupciones volcánicas, demasiada agua en una región y no suficiente en otra, las cosas típicas que todos experimentan de vez en cuando en el planeta Tierra, pero esto era diferente.

Y la frecuencia con la que sucedían las cosas, la aceleración del latido del corazón de la Tierra y los movimientos crecientes de la Tierra, eran diferentes.

Y los ancianos compartieron esa información con Saroo y Amor y querían oír sus comentarios porque ellos habían estado viajando de lugar en lugar.

“¿Es cierto lo que estamos sintiendo aquí con nuestras conexiones?” “¿Es cierto que todos están teniendo un poco de miedo en todo el territorio?”

Y Amor y Saroo dijeron:

“Sí, esto predomina en todas partes porque son seres humanos además de espíritus y su parte humana definitivamente siente miedo.

Temen lo que vendrá luego, temen por su propia supervivencia como humanos, porque el ser humano y el espíritu están combinados como uno para tener esta hermosa experiencia de ser un lemuriano.”

Pero la conexión era tan fuerte que cuando una oleada de miedo alcanzaba a más de tres personas, comenzaba a propagarse.

Y si se aferraban a él, se diseminaba por muchos lugares.

Había mucho temor en Lemuria en ese momento.

Por lo tanto, Saroo y Amor trabajaron con los ancianos y dijeron:

“Tenemos que hacer algo, tenemos que poner algo en movimiento para tranquilizar a las personas.

Sí, hay cambios en marcha, hay desplazamientos de energía, sí, la Tierra está cambiando, pero podemos ser parte de eso en lugar de temerle”.

Eso era difícil de entender, porque muchas veces, en medio de esos cambios, las personas resultaban heridas o morían.

A veces la tierra se abría y se tragaba a las personas. Costaba mucho comprender lo que estaba ocurriendo, pero en el momento en que los ancianos oyeron eso, comenzaron a agregarle su propia sabiduría y a ayudarse a re-cordar su verdad.

Comenzaron a comprender que todos ellos habían pasado por ese momento exacto, reencarnado una y otra vez para intentar traer el máximo potencial de los seres en un solo momento de espacio-tiempo. Ustedes tienen un tiempo-espacio así, justo ahora.

Tal vez no lo parezca, porque hay mucha confusión, aún están en la etapa de propagar el miedo a través de todo, pero esa energía está arribando.

Y lo que hicieron fue aprender una canción del corazón, una comprensión, un lugar a dónde ir dentro de su propio corazón que les permitiese sonreír, hacerse a un lado, salir del miedo sin importar lo que estuviese sucediendo, y sujetar su espíritu y comprender que eran espíritu primero y humanos en segundo lugar.

Y que a medida que la Tierra cambiase, sus cuerpos tal vez cambiarían, quizá pasasen por transformaciones, su tierra tal vez atravesase cambios, lo que ciertamente ocurrió.

Y había mucha preocupación, porque el agua estaba subiendo.

Y aunque se lo ocultaron a muchos, y fue ignorado por muchos otros, el agua seguía subiendo lentamente, poco a poco, había pequeños incrementos de agua, pero en las zonas bajas estaba cubriendo la tierra, muy lentamente al principio.

Pero además, en las tierras bajas había áreas que se agostaban debido al calor.

El calor comenzó a aumentar en diferentes lugares de la Tierra y el mar. Ya no se obtenía pesca en algunos lugares del océano que no tenían las energías para sostener la vida como lo habían hecho antes. Y vieron que sucedían distintas cosas.

En ciertos momentos tenían que vérselas con la marea roja que mataba animales y peces y se diseminaba.

Y si bien ya había sucedido antes en lugares pequeños por corto tiempo, esta vez permanecía mucho más.

No se podía entender que también hubiese lugares tierra adentro donde el agua hacía crecer las algas, bloqueando algunos canales y vías fluviales, una vez más matando parte de la fauna silvestre.

El planeta estaba cambiando y muchos de los ancianos tenían la responsabilidad de conectarse con la Tierra misma porque se la consideraba un ser vivo consciente, y aunque toda Lemuria quería estar en armonía con ella, la tarea de algunos era comunicarse con ella, no tenían otra responsabilidad que no fuese conectarse con la Tierra.

Ellos hablaron en esta reunión y les dijeron a Amor y Saroo que la Tierra estaba pasando por cambios y que intentaría hacerlo tan gentilmente como pudiese, pero ella tenía que cambiar, tenía que evolucionar porque era un espíritu evolucionario que pasaba de un nivel al siguiente como todo en el mundo que los rodea.

Todo está en un pequeño estado de evolución.

Cuando la evolución es lenta, ustedes se sienten cómodos; cuando comienzan a evolucionar muy rápido, eso puede empezar a generar temor.

Es lo que estaba ocurriendo en Lemuria. No sabían hasta dónde iba a llegar ni cuánto tiempo les quedaba, pero sabían que tenían que enfrentarlo porque de otro modo el miedo los dominaría. Queridos, el miedo era el enemigo, no los cambios.

Los cambios se podían tolerar, se podía trabajar con ellos, los cambios podían atravesar el estado evolutivo en armonía con la Tierra, pero el miedo trabajaba en contra de todo porque hacía que las personas se encerrasen en sí mismas y cerrasen el espacio de su corazón, cerrasen su caparazón metamórfico e intentasen estar dentro de sí para protegerse. Al hacerlo, comenzó a haber una desconexión por toda Lemuria.

Y en los momentos en los que Amor se sentaba serenamente a la noche, y solo abría su corazón y se conectaba con todo y con todos en Lemuria, había momentos de un silencio sobrecogedor porque las personas se habían cerrado y el temor se había convertido en el enemigo rápidamente.

Y Amor llevó eso a los ancianos en la siguiente reunión y dijo: “Nuestra primera tarea es erradicar el miedo para que podamos estar en armonía con la Tierra a medida que evoluciona y atravesemos cualquier cambio por el que tengamos que pasar, lo mismo que ella. Estamos aquí por una razón y no nos vamos a ir.”

Y esa fue la esperanza que se envió a través de la canción del corazón.

Y en los momentos en los que se sentaba con Saroo y ambos abrían sus corazones para conectarse con todo y oían ese silencio sobrecogedor, enviaban esa hermosa canción del corazón, la canción de la esperanza, la canción de la unidad, la canción de saber cuando las personas se unían en una hermosa conexión en la que podían resistirlo todo, pasar por cualquier cambio que la Tierra pudiese estar atravesando y estar en armonía y estar ilesos.

En aquellos tiempos era difícil de entender, pero las personas comenzaron a tener esperanzas en una escala muy pequeña. Y, obviamente, esa era su tarea. Porque durante el tiempo que pasasen en el planeta, era su tarea ir de nuevo de ciudad en ciudad, de campamento en campamento, y abrir esas canciones del corazón personalmente para que las personas pudiesen tener ese sueño, para que pudiesen verlo, comprenderlo y sentirlo y se pudiesen conectar con los demás.

Cada noche, cuando Amor y Saroo se iban a la cama, justo antes de quedarse dormidos, abrían sus corazones y cantaban la canción del corazón, una canción de empoderamiento, una canción que ayudaba a las personas a comprender quiénes eran en realidad, una canción que los conectaba como espíritus que sabían la fortaleza que tenían, más allá de lo que sabían en su forma física. Y esa fue su tarea.

A medida que comenzaron a regresar a los distintos campamentos, esa fue la parte más importante del trabajo que tendrían que hacer. Se conectaron con otros que comenzaban a hacer este trabajo también y les pidieron que se unieran a ellos en armonía. A todos los seres que habían empezado entonces a hacer trabajos similares al suyo les pidieron que se conectasen en un solo aspecto. Y aunque todos estaban impartiendo enseñanzas de maneras diferentes –porque esa es la naturaleza de los seres humanos- les pidieron que se concentrasen en un solo punto para erradicar el miedo, para poner amor en el corazón de los seres humanos, para que no pudiese existir el miedo. Porque el miedo causa grandes desafíos, es un vacío. Solo se le puede temer a lo desconocido. Y cuando ustedes están enamorados, lo saben todo.

Con eso, queridos, los dejamos por ahora.

Les contamos que el trabajo de Saroo y Amor cambió.

Les dieron una nueva tarea. Ir todavía a todas partes para difundir el mensaje, pero llevar esa canción del corazón a todos los lugares posibles y difundirla por todo el planeta Tierra y decirles a todos que sin importar lo que ocurriese, iban a estar bien, que todo iba a salir bien porque algo mágico estaba en camino y ellos serían parte de eso y no sería algo que les ocurriese.

De ese modo, se compuso una canción que se propagó por todos los pueblos, y muchos otros aprendieron a cantarla.

Y por la noche, cuando todos abrían su corazón, ese hermoso coro de canciones del corazón se cantaba en toda Lemuria. Y así fue que en aquel tiempo todo estuvo bien en Mu.

Espavo, queridos.

https://www.espavo.org/spiritcast-live-page/

Desgrabación y traducción: Traductoras voluntarias de Espavo.org

Septiembre de 2018

Los comentarios están cerrados.