Maestro El Morya: El Desapego a Personas, Sitios, Condiciones O Cosas

Estándar
Maestro El Morya: El Desapego a Personas, Sitios, Condiciones O Cosas

20708283_1629892317062728_4991726032296397079_n

 

 

<a href=”http://mx.ivoox.com/es/maestro-el-morya-el-desapego-a-personas-sitios-audios-mp3_rf_4649284_1.html&#8221; title=”Maestro El Morya: El Desapego a Personas, Sitios, Condiciones O Cosas”>Ir a descargar</a>

Maestro El Morya: El Desapego a Personas, Sitios, Condiciones O Cosas

(Discurso dado por el Maestro Ascendido El Morya), que aparece en el libro “Diario de El Puente a la Libertad – El Morya” volumen 1 “, páginas 174-175, Serapis Bey Editores, S.A.
El mundo emocional (cuerpo de deseos) fue creado y ha sido sostenido a lo largo de las edades en, a través y alrededor de toda inteligencia auto-consciente con un Propósito Divino. Ese Propósito es el de dar vida (v.g. energía) a ideas visualizadas y a convertirlas en formas manifiestas.

Cuando el mundo emocional vuelva a utilizarse desprendidamente como una fuerza creativa apropiada para energizar pensamientos-forma, así como también para sostenerlos y expandirlos para bien de la totalidad de la raza humana, habrá realizado su Propósito Divino.

Sin sentimientos profundos, sinceros e impersonales (si bien fuertes), no hay idea, visión, pensamiento-forma ni movimiento mundial (sea espiritual o secular) que pueda nacer o vivir y ser sostenido en el mundo de las apariencias físicas.

tumblr_ocqvo0o4Ze1th244jo1_400
El servicio del Primer Rayo consiste en entrenar de tal manera al mundo emocional de los chelas (así como también el de la humanidad entera), de los ángeles aprisionados y elementales de manera que puedan utilizar sus sentimientos como Dios pretendía para energizar y exteriorizar en obras prácticas, los Conceptos Divinos e Ideas recibidas en la conciencia externa.

18342159_1670313789662957_7774206084820050591_n
Yo estaba entre quienes caminaban con el Señor Gautama cuando predicaba a sus seguidores la doctrina del “desapego”. Su doctrina era que aquellos que usaban los centros creativos de pensamiento, sentimiento, palabra hablada y acción para bajar las ideas divinas al mundo físico, no deberían en ningún momento apegarse a la creación manifestada.

Es más, hacía una fuerte recomendación de que el chela estuviera vigilante de un sentimiento de orgullo espiritual en la precipitación, de un deseo de ganancia personal tanto como de apego personal a la manifestación atraída para bien de la humanidad.

Algunos han seguido este principio impersonal, otros han escogido ignorar la tremenda necesidad que hay en el planeta Tierra de la Perfección que espera para expresarse aquí, y muchos han escogido BENEFICIARSE PERSONALMENTE (ya sea financieramente o a través de un sentimiento de PODER PERSONAL Y AUTORIDAD) de la manifestación que atrajeron.

Por tanto, estas personas han olvidado el ESPÍRITU de Su enseñanza y se apegan a la LETRA de la Ley.

El apego personal a personas, sitios, condiciones o cosas causan mucho pesar cuando el individuo está encarnado en la Tierra y, de ser posible, aún más después de que una persona pasa por el cambio llamado “muerte”.

El magnetismo (cuando se le tiñe con egoísmo o motivos personales, conocidos o desconocidos) que literalmente hipnotizan el alma hacia su creación, es una tremenda línea de energía concentrada que ata el alma a su creación, o a los individuos con los cuales esa alma se ha cosido.

Cuando el servicio, tal cual lo ofrecemos y lo practicamos, se hace IMPERSONALMENTE (por más que Nuestros sentimientos energicen la bendición), no contiene esta “energía apresante”; y tanto los individuos como las bendiciones manifiestas se convierten (como debe ser) en parte de la herencia de la raza.

Así, también Yo puedo recomendarles que todo servicio que presten, lo sea para gloria de Dios y para el establecimiento de Su Reino en esta Tierra, sin la más mínima consideración o pensamiento de parte suya a GANANCIA PERSONAL, RECONOCIMIENTO O RECOMPENSA.

El Padre que está en los Cielos lo ve todo, y los recompensará en la misma medida.

Tomar literalmente la doctrina de “carencia de deseos” sería repudiar la Ley Espiritual de Precipitación.

El MOTIVO detrás del deseo es lo que determina su eficacia, así como también su valor último para las evoluciones que progresan en la Tierra, sobre la Tierra y en su atmósfera.

Muchos chelas (particularmente en Oriente) encuentran que es comparativamente fácil elevarse en conciencia a los Ámbitos del arrobamiento y quedarse allí, permitiendo que esta Tierra y su progreso continúen sufriendo en limitación y zozobra.

La verdadera doctrina del Buddha consistía en aprender a elevarse de esa manera, sintonizar la propia conciencia con la Perfección que el Padre tiene guardada para la Tierra y sus evoluciones, y luego descender conscientemente y de manera práctica manifestar dicha Perfección para bendición de la raza. Fue para esto que al hombre se le dieron las facultades de pensamiento, sentimiento, palabra hablada y acción.

Atestiguar a la perfección y participar en su arrobamiento no son suficientes. La marca del verdadero chela del Señor Buddha consiste en traer esa Perfección y ese arrobamiento al planeta que tan angustiado está, y a la gente que tanto agoniza y sufre.

Con toda certeza, el cuerpo de deseos (mundo emocional) ha sido llamado “el abismo insondable” por muchos.

Es también el instigador inconsciente de muchos “soplos”mediante los cuales la personalidad se beneficiaría; de allí la necesidad absoluta de purificar este cuerpo de todos los hábitos personales, patrones, deseos, apetitos, anhelos de poder, etc., tanto conocidos como desconocidos. Estará entonces listo para ejecutar su función natural; a saber, energizar gozosa, constante y amorosamente las ideas y patrones en el cuerpo mental.

En vista de que, con creces, la mayor cantidad de energía llena el mundo emocional, cualquier pensamiento, visión, patrón o diseño al cual se le de vida (v.g. sea energizado) mediante los sentimientos, es literalmente catapultado a la forma.

Ustedes mismos saben en el mundo externo, que los más grandes conceptos mentales nunca convencen a menos que quien los propone proyecte un fuerte sentimiento verdadero de su eficacia y practicalidad. Yo pude realizar el servicio como Pablo Apóstol porque SENTÍ la Verdad que me propuse difundir. Igual ocurre hoy en día, los maestros y los chelas que verdaderamente logran la conversión espiritual deben primero SENTIR la Verdad que tan libremente hemos impartido.

Luego, verdaderamente sus palabras se hacen carne y moran entre ustedes y en toda la humanidad.

Maestro Ascendido Hilarión
11259810_815416515178156_1477772184796445565_n

Cuanto más puro se hace un hombre o una mujer, tanto mayor será la capacidad de su mundo emocional para energizar lo que beneficiará a la raza humana.

La “carencia de deseos”, según la interpretan muchos, podrá ser puro egoísmo y hacer que el individuo se torne indiferente a las agobiantes necesidades de su prójimo.

Aunque yo, por cuenta propia, Mi madre, Mi padre y algunos de Mis seguidores, no teníamos deseos personales algunos, estábamos plenamente conscientes de la NECESIDAD de la humanidad. Así, ascendimos “en conciencia” al Ámbito de Perfección, atestiguamos a la intención del Padre para todos Sus hijos, y tomamos la determinación práctica de traer a la manifestación este Reino aquí en la Tierra.

Un estudio de los brevísimos registros de la experiencia por la que Yo pasé, mostrará que Yo tenía un deseo ardiente de aliviar el sufrimiento humano, de sanar a los enfermos de mente y cuerpo, y de dejar el mundo como un planeta de mayor Luz.

Asímismo lo hizo mi gran predecesor, el Señor Gautama.