LA MADRE Para cruzar la vida armado contra el miedo, peligro y desastre, sólo dos cosas son necesarias, dos que van siempre unidas -la Gracia de la Divina Madre y, de tu parte, un estado interior cuya esencia es la fe, la sinceridad y la sumisión.

Estándar
LA MADRE   Para cruzar la vida armado contra el miedo, peligro y desastre, sólo dos cosas son necesarias, dos que van siempre unidas -la Gracia de la Divina Madre y, de tu parte, un estado interior cuya esencia es la fe, la sinceridad y la sumisión.

11071445_1573085136292815_9064885489991398296_n

Sri Aurobindo, La Madre

LA MADRE

Para cruzar la vida armado contra el miedo, peligro y desastre, sólo dos cosas son necesarias, dos que van siempre unidas -la Gracia de la Divina Madre y, de tu parte, un estado interior cuya esencia es la fe, la sinceridad y la sumisión.

Haz que tu fe sea pura, cándida y perfecta.

Una fe egoísta en el ser mental y vital maculada por la ambición, orgullo, vanidad, arrogancia mental, voluntad al servicio del vital, reclamaciones personales, deseos de mezquinas satisfacciones de la naturaleza inferior, es una minúscula y apagada llama que no puede pretender alcanzar el cielo.

 

madre,.

Contempla tu propia vida como si te hubiese sido dada sólo para el trabajo divino y para ayudar a la manifestación divina.

No desees más que la pureza, fuerza, luz, vastedad, calma,

521309_289769777793019_1526651055_n

Ananda de la consciencia divina y su insistente impulso para transformar y perfeccionar tu mente, vida y cuerpo.

12524152_509070692631480_6631331771650134325_n

No pidas nada más que la verdad divina, espiritual y supramental, su realización en la tierra y en ti y en todos los llamados y elegidos, y las condiciones necesarias para su creación y victoria sobre todas las fuerzas adversas.

936933_10151576968683058_229914157_n

Haz que tu sinceridad y sumisión sean genuinas y enteras. Cuando te des a ti mismo, date completamente, sin reclamaciones, sin condiciones, sin reservas, de modo que todo le pertenezca a la Divina Madre y nada le quede al ego ni pueda ser reclamado por ningún otro poder.

14679_10152746138978731_5881428325924521439_n
Cuanto más completa sea tu fe, sinceridad y sumisión, mayor será la gracia y protección de que gozarás. Y cuando la gracia y protección de la Divina Madre están contigo, ¿qué dañó podría alcanzarte o a quién deberías temer?

Aun una minúscula porción de esos dones te llevaría a través de todas las dificultades, obstáculos y peligros; rodeado totalmente por su presencia puedes recorrer seguro tu camino porque es el suyo, sin temer ninguna amenaza, a salvo ante cualquier hostilidad por poderosa que sea, ya proceda de este mundo o de cualquiera de los mundos invisibles.

11026161_794474573941203_2677735007553140434_n

Su mano puede tornar dificultades en oportunidades, fracaso en éxito y debilidad en fuerza inalterable.

Porque la gracia de la Divina Madre es la sanción del Supremo, y hoy o mañana su efecto es seguro, algo que ha sido decretado y es, por ello, inevitable e ineluctable.

Del libro LA MADRE

  1. Pingback: LA MADRE Para cruzar la vida armado contra el miedo, peligro y desastre, sólo dos cosas son necesarias, dos que van siempre unidas -la Gracia de la Divina Madre y, de tu parte, un estado interior cuya esencia es la fe, la sinceridad y la sumisión. —

  2. Bendita seas entre las mujeres, emisaria de Paz y Amor, y benditos los mensajes y canalizaciones que à través de ti recibimos. Que Dios MadrePadre te bendigan para toda la eternidad y te guíen y inspiren en tu trabajo tan importante que estas haciendo. Gracias, 🙏 Namaste.

    Me gusta